Pablo Bregonzio

abril 14, 2016

¿Para qué performance?

Blog

La primera experiencia que se percibe de un producto es esencial para su relación con el  usuario. En la web ocurre lo mismo y esto habitualmente determina si la persona vuelve al sitio o no. Más allá de la estética, que genera la primera impresión, el rendimiento (performance) y la usabilidad, establecen la integridad en esta relación.

Debe considerarse que cada elemento que se agrega al sistema tendrá un impacto en el rendimiento.  En todos los casos es aconsejable evaluar  las consecuencias que cada cambio tiene en la experiencia de usuario y los objetivos propuestos. No solo agregar  validaciones, información, etc,  puede generar efectos no deseados, sino también la adición de cambios asociados a elementos de diseño y diagramación.

¿Qué es el rendimiento de una aplicación?

 

El  estudio del rendimiento de aplicaciones web pretende mejorar la experiencia para el usuario final, durante su  interacción con el sistema. Algunos de estos conceptos y prácticas son transferibles a otras aplicaciones, por ejemplo: el desarrollo de aplicaciones móviles.

El rendimiento de la aplicación en general está visto como el resultado del uso de buenas prácticas. Muchas veces se plantea como responsabilidad del desarrollador que su producto sea lo suficientemente ágil, cuando en realidad ese trabajo corresponde a la persona que está a cargo. Tiene que estar previamente definida la base para los requerimientos de performance. En caso de que no se genere,  puede provocar inconvenientes en el momento del desarrollo,  cuestión que resultaría entre otras cosas,  un producto con una mala experiencia de usuario.

Cuando la persona decide utilizar una aplicación para realizar una tarea, es deber del sistema brindarle una experiencia acorde a sus expectativas. Más allá de la estética, la agilidad con la que recorre y ejecuta la acción que vino a resolver, es decisiva  ya que la interacción con ésta es constante.

El rendimiento se traduce directamente en experiencia de usuario y afecta su comportamiento en el momento en que utiliza el sistema.

Contexto de la experiencia

 

Si comparamos las experiencias de cada usuario, de acuerdo a sus deseos y expectativas, seguramente nos encontraríamos con varios puntos de vista,  ya que cada uno se centrará en los intereses personales y necesidades que pueda tener en determinado momento. Además de las diferencias en el rendimiento del hardware y la red, es importante tener en cuenta el contexto en el que se encuentre el usuario ya que él también determinará la experiencia de uso.

En las aplicaciones de escritorio (por ejemplo: procesadores de texto, navegadores y otros), las funciones  están diseñadas para atender varias tareas al mismo tiempo, se tolera que algo pueda demorar, porque nuestra atención se direcciona a otras actividades que estemos realizando. Sin embargo en un dispositivo móvil, sucede lo opuesto, la pantalla de espacio reducido permite solo enfocarme en una cosa y debido a que las expectativas son mayores el impacto de la mala performance puede determinar el fin de su actividad.

Por  esa razón se necesita  estudiar cómo mejorar en la materia, tomando como objetivo diseñar  aplicaciones  que se ejecuten rápido,  para ayudar al usuario a realizar la tarea que necesite, de una manera óptima, que sea ágil e intuitiva, construyendo confianza e integridad.

Si la experiencia es positiva, los usuarios estarán más motivados a completar transacciones y disminuye el estrés y frustraciones que generaría un  posible problema de performance. Por lo que mejores experiencias para el usuario se traducen directamente  mayor rentabilidad.

La competencia con las aplicaciones nativas

En el mundo móvil, también se incorpora una problemática que resulta de la habitual diferencia de rendimiento entre las aplicaciones web y nativas. Está claro que para tener oportunidad en esto y poder brindar la mejor experiencia al usuario final, se debe dar al rendimiento un carácter protagónico en el proceso de construcción. Sin entrar en esta discusión, se encuentran algunas ventajas como:

  • No es necesario instalar la app.
  • Con mínimo desarrollo adicional se consigue una solución multiplataforma.
  • No se requiere la admisión de un store para los updates.

El papel de la usabilidad

 

Jakob Nielsen, un referente en cuanto a la interacción hombre/sistema plantea en su libro “Ingeniería de la usabilidad” que el tiempo de respuesta de dicha interactividad debe ser lo más veloz posible, y define tres características  que marcan una pauta en relación a cómo se percibe una acción.

  • 0.1 segundo es considerado para el usuario instantáneo, en este caso se debe agregar feedback adicional para hacer notar el cambio. Esto ocurre a menudo en las validaciones de los formularios, donde se brinda poca información de si hubo alguna modificación, dejándole a la persona la tarea de revisarlos.
  • 1 segundo es considerado el tiempo en el que se percibe una demora. La persona puede perder la ilusión de estar accionando directamente sobre la información. Tiene lugar, por lo general, al ir a buscar datos al servidor.
  • 10 segundos sería el límite de la persona, luego de este lapso se  considera realizar otras tareas. En el uso de estos tiempos es habitual enviar una notificación al usuario, sobre todo cuando son intervalos  variables.

Además de estos segundos producto de los tiempos de carga, hay que considerar que cualquier animación debe ser tan fluida como sea posible.

Cómo vender performance a clientes, accionistas o directivos

 

El rendimiento de la aplicaciones, a diferencia de los requerimientos funcionales donde está documentado cómo debe comportarse, no está generalmente especificado. Esto dificulta las pruebas de calidad porque toda evaluación se vuelve subjetiva.

En esencia la mala performance perjudica la experiencia, al punto que puede definir el éxito o fracaso del sistema, ya que el usuario no lo percibe como un error, sino que simplemente lo deja de utilizar.

Como aplicación o incluso pieza comunicativa, un sitio web puede beneficiarse de un incremento en el rendimiento, que trae consigo mejoras en algún aspecto del negocio.

Algunos datos relevantes:

  • El 44% de los compradores en línea dice que las transacciones lentas le generan ansiedad en el éxito de la misma.
  • Existe un fenómeno por el cual los compradores recuerdan las esperas en línea 35% más largas.
  • Más del 50% de los compradores en línea en los EE.UU dicen que la mala performance del sitio es la principal razón por la que abandonaron una compra.
  • Un retraso de 2 segundos en el tiempo de carga durante una transacción se traduce en tasas de abandono de hasta un 87%. Esto es significativamente más alta que la tasa de abandono promedio de 70%.
  • 18% de los compradores abandonará su carro de compras si la página es demasiado lenta.
  • 46% de los compradores online comentan que la velocidad de pago y envío son los principales factores que determinan si regresarán al sitio.
  • 64% de los usuarios de teléfonos inteligentes esperan que las páginas se carguen en menos de 4 segundos.
  • Si una página tarda más de 8 segundos para cargar, los visitantes pasarán solo el 1% de su tiempo en la página mirando el contenido principal.

Fuente

“Si la mente está ocupada se da una experiencia más positiva” – Steve Souders

Esta es una primer entrega que intenta introducir a la problemática de la performance en la web, en próximas iteraciones mostraremos cómo medir y optimizar aplicaciones web.

Conclusión

 

La performance y la usabilidad son factores que influyen notoriamente para que la experiencia de un usuario se pueda calificar como satisfactoria.

A través de la práctica vemos cómo varían los distintos sistemas. Limitar las demoras, que el sistema rinda, o que tenga buena conexión, son cuestiones que deben estar planeadas, para que desde el momento en que el programador comienza el desarrollo, se tengan en cuenta. Además no debemos olvidar que los aspectos exigidos  para el rendimiento necesitan estar determinados y detallados en un documento, para garantizar una mejor usabilidad.

  • Elegir que app usar es una decisión difícil ya que depende del tiempo que se cuente, los costos y los resultados buscados.Aplicaciones móviles para la Banca Virtual Cuando hablamos de  incorporar aplicaciones móviles a nuestra empresa, muchas veces surge la duda acerca de cuáles son las más convenientes: si las aplicaciones híbridas, o las […]
  • tank-museum-green-army-war-weapon-militarySeguridad y usabilidad, ¿enemigos íntimos? La seguridad no es una característica binaria, las frases “mi app es 100% segura” o “mi plataforma digital es inviolable” son siempre falsas. La seguridad es un proceso constante cuyo […]

Publicar comentario