Valentina Camargo

marzo 18, 2016

Experiencia empresarial basado en talleres para generar ideas e innovación

Blog

Su nombre es Daniel Goldman,  él es un experto en desarrollo, gestión y mentoría de la innovación, facilitador de la metodología SIT, además de contar con gran experiencia en el área de educación.

Fue un pionero en traer metodologías de gestión de la  innovación a Sudamérica. Comenzó a trabajar en el 2012 en el Latu y actualmente lidera Innmentor.

danielgoldman

Innmentor trabaja con cualquier tipo de empresas, ya que según Goldman todas deben hacer cambios para mantenerse relevantes, y en ese aspecto en el “mundo del software tiene mucha vida”. Agrega que su gran diferencial es mostrarles a las mismas que “las herramientas que ellos usan no son el fin, sino el medio. Hay un gran tema porque se piensa que hacer una aplicación  ya es innovar, cuando en realidad es la herramienta, y lo que ella haga es la innovación”.

El pasado miércoles 2 de marzo nos brindó un taller en Manentia en el que nos presentó técnicas y herramientas para poder aplicar con la intención de despertar la creatividad y desarrollar desde una perspectiva innovadora, nuestros conocimientos. Se trata de una metodología científica denominada “Pensamiento Sistemático Inventivo”,  que se aplica mundialmente desde el año 1996.

En Manentia quisimos saber qué tan extendido está el uso metodologías de gestión y desarrollo de la innovación  y entender qué tanto se utiliza acá y para qué les sirve a las empresas contar con estos aportes.

¿Cómo notas que es la respuesta en general a esta propuesta? ¿Las empresas –no sólo del área del software- le dedican importancia a estas técnicas, o todavía lo tienen como algo alejado?

En general creo que acá en Uruguay y en todo Sudamérica hay como una aversión al cambio muy grande, la gente tiene miedo al cambio en la vida personal: somos muy rutinarios, pensamos que somos muy conservadores, cuando en verdad en Uruguay no somos tanto.

¿No?

En algunas cosas no, culturalmente somos mucho menos conservadores que en otros lados. Somos el primer país de Sudamérica que legalizó el matrimonio igualitario, se legalizó el aborto Con muchas cosas tenemos apertura.                                                                                                                        

A nivel empresarial creo que hay una gran influencia de lo que son los mandos altos de no generar muchos cambios que le provocan incertidumbre, y yo creo que ahí pasa mucho por falta de conocimientos de herramientas sistemáticas que ayudan que esa incertidumbre esté acotada. En realidad el cambio tiene incertidumbre y los márgenes de riesgo se pueden acotar, pero es muy nueva esa cultura a nivel mundial, y estos países están muy acostumbrados a imitar lo que ocurre en otros lados – que para mí es el error más grande-.  En Uruguay ya sucedió con ciertas empresas que ofrecían como medio de pago la tarjeta internacional ya  que en el hemisferio norte funcionaba bien, sin embargo se vio en la práctica que acá  funcionaba más abonar esos servicios en las empresas locales que se dedican  a esa gestión, en vez de utilizar como único método la tarjeta de crédito internacional. No todas las personas cuentan con ella, ni tampoco lo tienen tan incorporado como puede ser en otros lugares, utilizarla para abonar todo.

¿Sentís que en ese aspecto hay cosas que faltan traer más a tierra, considerar esos factores económico- sociales?

Yo creo que Uruguay tiene que dejar de mirar tanto hacia afuera, y ver sus capacidades propias. Un buen caso – que se puede decir muchas cosas a favor y otras en contra- es el Plan Ceibal, es un ejemplo a nivel mundial hoy en día, y en otros lados no sé si se podrá hacer, se necesitan un montón de componentes que funcionen juntos, sin embargo la realidad es que en nuestro país hoy todo niño tiene a su alcance su computadora, por lo que podríamos decir que está digitalizado. De todos modos, yo creo que si preguntara si estamos realmente todos estamos digitalizados, la respuesta sería  NO. No estamos preparados, se siguen viendo las cosas de manera conservadora, todavía tenés que firmar un contrato, todavía te tienen que ver la cara.

Hay un  montón de cosas que no nos animamos a que pasen, el delivery tiene que llegar en moto y no te llega caliente y no te quejás, en otros países si no llega caliente te acribillan.

¿Para vos, entonces, eso sería una de las cosas importantes a mejorar y a cambiar, o por dónde vendría?

Yo creo que tiene que ver también a nivel educativo, pero creo que en Uruguay se tiene que mirar más hacia adentro. Estar más seguro de que puede ser vanguardista en los cambios, siempre vas a mirar hacia afuera porque existe la vigilancia tecnológica, y  la vigilancia a la innovación, pero hay un montón de cosas que se tendrían que mirar hacia adentro. Poder ver cómo se  hace en Paso de los Toros algo, y replicarlo de manera totalmente disruptiva a todo Uruguay.

Nos enseñaron que el primer mundo es el que desarrolla y nosotros tenemos que copiarles, entonces es cabeza colonializada.                                                                                                                

Haciendo un balance

Talleres como los que propone Daniel Goldman sirven para visualizar las cosas desde una perspectiva diferente, tanto en lo empresarial como en lo personal y tener disposición al cambio.

En el taller que se realizó en Manentia trabajamos sobre elconcepto “innovación”, qué consideramos que es, cómo lo vemos nosotros y cómo lo podríamos aplicar desde nuestra perspectiva al trabajo diario. Nos brindó técnicas y ejercicios con el fin de  aplicarlos a nuestra labor y a través de la práctica encontrar nuevas formas de realizar las tareas y ver las problemáticas que surgen.

El objetivo del taller era shockearnos a cada uno de nosotros, independientemente del área en que nos desarrollamos, sacarnos de la rutina  y la línea de pensamiento diario y despertar el interés en el fortalecimiento de las capacidades de innovación de nuestra empresa.

Como dijo anteriormente Daniel Goldman, las herramientas que utilizan las empresas “no son el fin, sino el medio”  y  que tan lejos pueda llegar con ellas.

Publicar comentario