Valentina Camargo

noviembre 21, 2016

Una revolución social, no tecnológica

Blog

En esta oportunidad entrevistamos al chileno, Ramón Heredia, creador del evento Digital Bank, acerca de la penetración digital en los países de la región, la situación de las instituciones financieras y la incorporación de las startups en América Latina.

En el 2012 trabajó en Silicon Valley lo cual le abrió los ojos para entender que en Chile estaba muy presente el tema de las startups, por lo que decidió dirigirse hacia ese lado.

¿Qué es y cómo surge el Digital Bank?

Digital Bank es un encuentro de innovación, nuestro propósito es crear espacios que conecten a la industria financiera con emprendedores, con el ecosistema de startups de la región y del mundo, pero principalmente nos enfocamos en Latinoamérica.

Fue algo que creamos hace 5 años porque vimos un espacio importante de estas nuevas tendencias digitales y un distanciamiento con lo que la industria financiera estaba entregando. Hoy en día ya hemos hecho más de 17 eventos, pero esto se transformó más que en sólo un evento: en una competencia, en un ecosistema, que facilita la integración de estas soluciones dentro de las instituciones financieras. También hacemos transformación digital cultural que es capacitar a los empleados bancarios, empleados financieros en estas nuevas tecnologías.

¿Dónde se realizó la primera edición? ¿Cuáles fueron las temáticas que se plantearon en aquel momento?

El primer año que se realizó fue en el 2011 en Santiago de Chile, ya que ahí estaba muy presente el tema de  las startups, vi que había una efervescencia con eso.

Las temáticas básicamente estuvieron orientadas a soluciones de pagos digitales, y soluciones de inversión y de ahorro.

Esto ha ido evolucionando en el tiempo, y ahora que estamos parados en el 2016 ya en Chile hemos hechos cerca de 6 eventos, hay eventos en Colombia, en Perú, este año por primera vez lo hicimos en Uruguay (Montevideo), en La Paz y en Buenos Aires.

¿Qué los motivó a expandirse geográficamente con esta iniciativa?

Lo que nosotros vemos es que la necesidad de la industria financiera, de salirse, no enfocarse solamente en las soluciones de los proveedores de siempre, de los tradicionales, sino que de abrirse a un mundo que es mucho más dinámico startups o empresas de innovación que están desarrollando con nuevas tecnologías.

Nos esmeramos mucho en que el evento sea de alto nivel, que tenga alto contenido…Las presentaciones que se ve realizan son en vivo y en directo la solución, no es un formato de  presentación donde alguien te muestra la idea, sino que tiene que mostrar la solución operando, y eso es lo que vimos. Además hay mucho talento en LatAm, es emocionante ver las soluciones que se desarrollan porque en este continente gracias a la escasez que tenemos, debemos innovar continuamente, no es un lujo sino que es una necesidad.

Tenemos problemas comunes, y tenemos un mercado común que si lo enfocamos bien podemos tener oportunidades de negocios para todos.

¿Qué moraleja sientes que le dejas a la gente con estos eventos?

La moraleja final es que estamos en una era de colaboración. La competencia tal como la conocíamos no es sostenible en el tiempo hoy y hay que colaborar entre bancos, entre startups. Ese es el principal mensaje. Mostrarles en casos concretos de que si un banco colabora con una de estas empresas, la misma le va a enseñar algo nuevo, le va a generar un nuevo negocio, o ingreso. Y en contraprestación si la startup colabora y se abre a trabajar también con los bancos, van a generar un nuevo mercado, una nueva oportunidad a desarrollar, a los ingresos que antes no tenían en una oportunidad que es muy interesante.

Los bancos son todos iguales en América Latina en cuanto a sus leyes, y en su problemática, entonces es muy fácil venderle soluciones a su país y puedes exportar la otra.

BANCA DIGITAL:

¿Cuál es tu visión con respecto a la penetración de la banca digital en América Latina?

Creo que la revolución digital no la están generando los bancos, es el gran desafío, y no lo van a hacer, los bancos nunca van a crear un Uber o un Airbnb o Facebook o Twitter. El desafío que tienen los bancos es entender que esta revolución no es tecnológica, esta revolución es social. Las personas hoy día viven en plazas distintas. Nosotros cuando éramos pequeños vivíamos en las plazas de nuestras poblaciones o nuestras ciudades, después vino una nueva generación que vive en los malls, en los centros comerciales, y hoy día una generación que vive en un mundo digital físico, el mejor ejemplo de eso es Pokémon Go: una solución digital que me obliga ir también a una plaza física. Esa mezcla, esa nueva forma de comportamiento, nueva forma de vivir, es la que tienen que entender los bancos, yo no me quiero salir de Facebook o Airbnb para entrar a mi banco, yo quiero hacer mi transacción financiera o mi servicio financiero, en esa vida que estoy viviendo.

En relación a lo que es el resto del mundo, países más desarrollados, con más experiencia, ¿vamos por el mismo camino?

Vamos camino a algo que no es muy distante. Lo que le está pasando a Latinoamérica no es algo tan atrasado a lo que le está pasando a EEUU o a Europa, tenemos un mercado financiero y una revolución digital bastante homogénea. En Europa uno ve mayor competencia con las Fintechs, hay una lucha con todo este tipo de empresas de lo que es la industria financiera. En LatAm lo que vemos es una colaboración más que una lucha. Mi visión de lo que será el futuro de los servicios financieros es mirar a los bancos como plataformas que vía API´s  o que vía conexiones pueda estar en todas las plazas digitales. Si coloco un botón por detrás yo puedo comprar un servicio financiero de Pedidosya por ejemplo, sin salir del sitio, que sea algo fácil, que no sea algo friccionante, que me reconozcan mi formación, poder compartir mi información con los distintos componentes. Hoy en día son sistemas hablando con sistemas, eso es lo que debería ser.

Y finalmente se parece mucho a la biología: la biología son órganos, células, no hay una competencia, en el reino animal uno dice el león se come a la cebra, pero no es porque compita, él necesita eso y al final ocurre lo mismo en el mundo tecnológico.

En tu opinión, ¿cuál es el país más avanzado en banca digital de LatAm y porqué?

Por lo que he visto en América Latina, Chile tiene  un avance importante porque tiene una regulación bancaria que ha sido muy exitosa desde hace varios años- desde 1985-, tiene una alta bancarización. Un país con una bancarización sobre el 70% y eso le ha permitido desarrollar servicios financieros novedosos, le permite desarrollar las AFP, las cajas de compensación, -no sólo los bancos- y eso permite un ecosistema de servicios financieros mucho más robusto. También veo a México que está más cerca de EEUU como un país mucho más grande, lo veo muy avanzado también en regulaciones, con las Fintechs y en los temas digitales. Brasil es  también un país que tiene un desarrollo interesante, pero tiene el problema de que es una especie de continente aparte de LatAm, y sus tecnologías no se exportan al resto de la región sino que principalmente son operadas dentro de Brasil.

¿Y el menor?

No me gusta hablar de menor desarrollo, no me gustaría nombrar un país, porque incluso Bolivia tiene un desarrollo de banca móvil de inclusión financiera muy interesante, las microfinancieras han hecho una labor relevante.

¿Qué canales digitales opinas que son los más utilizados en el sector?

Se está utilizando el celular, los dispositivos móviles, hoy día y durante unos 4 o 5 años más largamente hasta que salgan estas nuevas plataformas o tecnologías. Pero principalmente lo está liderando la banca móvil,o los servicios móviles.

¿Y las redes sociales?

Las redes sociales van en la línea de lo de las plataformas, y está también llegando una tendencia interesante.

¿Cuál crees que será el futuro de la banca de aquí a 10 años?

Yo creo que el futuro de la banca son plataformas, la banca tiene que renovarse y transformarse en plataformas de servicio digital. Si lo tuviera que resumir en una frase  sería “los bancos como plataformas”

LA REALIDAD URUGUAYA:

Nos interesa mucho el ecosistema de tecnología uruguaya, Uruguay tiene muy buenos desarrolladores, tienen un muy buen perfil técnico, hay empresas como Manentia, que hoy día están exportando a la región y nos interesa estar ahí para apoyarlos, y apoyar a estos emprendedores a que vendan, no solamente en sus países de origen sino también en toda la región.

¿Qué rol consideras que tiene Uruguay en todo esto?

Uruguay a pesar de ser un país pequeño, tiene una industria de software de altísimo nivel, yo diría a nivel mundial. Gracias a  la tecnología de nuestro país, el software, el desarrollo, se pueden generar negocios, no necesariamente haciendo grandes instalaciones fuera del país de origen sino que usando las redes de contacto y las conexiones.

Publicar comentario