Claudia Lena

junio 21, 2016

¿Cómo integrar los procesos de aseguramiento de calidad en esta era tan ágil y dinámica?

Blog

Estamos inmersos en un mundo tecnológico que cambia todos los días y que para estar actualizados y que todo funcione de manera correcta, es necesario integrar los procesos de aseguramiento de calidad de las aplicaciones que creamos. Lograrlo muchas veces se torna difícil, más si hay que entregar el producto en un plazo determinado -en varias ocasiones las proximidades de la fecha corren de manera contraria al criterio de salida de calidad-.

Entregar un producto en tiempo y forma y poder cumplir con los requisitos solicitados como pueden ser contar con el nivel de calidad necesario para las aplicaciones que creamos, y utilizar el tiempo de manera adecuada, es un desafío constante que debemos tener en cuenta y trabajar cada vez que nos enfrentamos ante un nuevo proyecto y/o cambio solicitado.

Sin ir más lejos, hace muy poquito tiempo tuvimos el reto de validar una migración, hecho que puso a prueba la práctica de nuestros conocimientos, la proactividad y la rapidez en solucionar posibles inconvenientes que pudieran surgir sobre la marcha. Uno de ellos tuvo que ver con que  la fuente de los datos era una empresa tercerizada que ya no trabajaba más para nuestro cliente. Esto puso a prueba todas las teorías y experiencias que pudiéramos tener en el caso. Nos colocó  en una situación límite a la hora de definir la estrategia y de seguir adelante con el aseguramiento de la calidad. Cualquier error en los puntos antes mencionados podría significar problemas enormes ya que hablábamos de unos 15000 usuarios potenciales de migración.

Para esa transición se tornó necesario crear una estrategia basada en la aprobación de casos críticos, que pueda diferenciar el comportamiento de dichos casos en una muestra de datos acotada ya que estábamos desarrollando en paralelo con la empresa que se encontraba generando los datos para la migración.

Esto nos permitió no solo prevenir y levantar inconvenientes  muy tempranamente, sino que también alertar al banco para cubrir cosas que eventualmente iban a ser un problema para ellos.

 Uno de esos fueron los casos bordes, de los que no contábamos con los datos, y que una vez analizado entendimos no valía la pena generar dicha información y ponerle esfuerzo ya que los casos reales no pasaban el número de 5. Se generó un script y se insertaron los clientes correspondientes sin necesidad de pasar por testing.

Por tal motivo, el hecho de que nuestros clientes entiendan la criticidad de este tema y cómo les impacta a ellos también de forma directa, es un gran desafío.

Cuando una aplicación sale a producción sin las correctas validaciones en todos sus ciclos de calidad, el usuario final es el que termina sufriendo el resultado elaborado directamente en el negocio del cliente, y eso muchas veces se pierde de foco en todo este proceso.

Esto es un claro ejemplo de cómo cambia la industria y sus necesidades a la hora de certificar calidad.

No podemos perder de foco estos puntos ya que a la hora de armar la estrategia también tenemos que estimar el esfuerzo de la misma y la buena utilización de ese tiempo. Esto es algo clave que siempre lleva a controversias y por lo general define el éxito de un proyecto, no en su cantidad de horas lineales sino en el mejor aprovechamiento de ellas. Tomar en cuenta estos puntos antes mencionados, podría colaborar a un mejor desarrollo, o al menos a estar alerta a los posibles riesgos que puedan surgir en el camino, que créanme, pueden ser muchos si no se prevén de antemano.

 

Publicar comentario

2 Comentarios sobre “¿Cómo integrar los procesos de aseguramiento de calidad en esta era tan ágil y dinámica?”

  • Rodrigo

    junio 22, 2016

    Buen artículo. Los mayores problema en la actualidad, son el priorizar nuestros casos de prueba y el poder adaptarlos ante cambios en la realidad o nuevos requerimientos. Con las metodologías ágiles, el poder priorizar pruebas y descartar casos, que puedan tener combinaciones de datos que por motivos de negocio no se dan en la realidad o resultan poco probables es primordial para no hacer una mala inversión de nuestro tiempo. Así como también, el poder mantener la suficiente flexibilidad para poder adaptarnos rápidamente ante cambios, con un mínimo impacto sobre nuestro set de pruebas.

  • Alejandra

    junio 24, 2016

    Buenísimo! Un claro ejemplo de lo que pasamos los Qc y la importancia que tenemos dentro de un proyecto. Muchas veces somos poco valorados a nivel empresa. El tester es uno de los pilares mas importantes de cualquier proyecto.