Claudia Fernández

junio 6, 2016

Blockchain irrumpe en el sector financiero, ¿estamos preparados?

Blog

Llegó hace ya años como la base tecnológica de una moneda criptográfica, que no se sabía muy bien si iba o no a impactar el mercado. Su creador es anónimo, conocido solo por el seudónimo Satoshi Nakamoto, haciendo honor a uno de los atributos de esta tecnología: el anonimato. Surgió como una iniciativa Fintech, y rápidamente llamó la atención de los principales bancos del mundo y las más grandes empresas tecnológicas, vislumbrando la próxima revolución financiera.

Todo esto no es nuevo. Bitcoin salta al público en 2009 y poco después comienzan a formarse equipos de I+D+I en diversas áreas: consultoras como Deloitte, grandes corporaciones tecnológicas como IBM, Intel o Microsoft, startups como Ethereum, Blockstream y Chain, y el consorcio más grande de bancos (más de 40 bancos líderes en todo el mundo) liderados por la startup R3, que están dedicando recursos permanentes para el desarrollo de productos, herramientas y servicios basados en blockchain.

La industria financiera no es la única interesada, emprendimientos e investigación en las áreas de salud, entretenimiento, gobierno e industria están interesados en esta tecnología. Pero, ¿qué es, y por qué es tan relevante?

En forma simplificada, blockchain es una cadena de registros distribuidos entre todos los integrantes de una red (base de datos distribuida) que almacena información y transacciones con un propósito específico. Cada registro es una historia auditada y asegurada criptográficamente, mantenida y validada por cada uno de los nodos de la red. Una vez una transacción es aceptada por la red, no puede ser modificada.

La arquitectura distribuida de blockchain no lo es en los términos tradicionales, donde un sistema es partido en diversas partes más pequeñas que se alojan en diferentes nodos y colaboran o no para un fin. En el caso de la arquitectura de blockchain, cada nodo de la red replica completamente el sistema, en contenido y procesamiento de transacciones.

Esta base de datos distribuida tiene tres propiedades que la hacen muy interesante para el sector financiero: 1. autenticidad y confianza, 2. capacidad para soportar smart contracts y 3. eliminación de intermediarios.

La confianza proviene de poder prescindir de un tercero autorizador o validador para garantizar la información y las transacciones sobre ella, es la propia red y el protocolo de blockchain quien garantiza su autenticidad. Esto se traslada en la eliminación de intermediarios, aumentando la performance de cada transacción y su seguridad. Cada transacción una vez consensuada y aceptada como válida es ingresada en el blockchain y de ahí en más no puede ser alterada o eliminada. Modificar un registro o transacción durante este proceso de validación o consenso requeriría un poder de cómputo mayor a toda la red para que la transacción modificada llegue antes a la mayoría de los nodos, que la transacción válida.

Luego de las primeras implementaciones de blockchain, y como derivados o agregados de las mismas, surgieron los “smart contracts”. Estos son contratos con un conjunto de reglas que al hacerse ciertas ejecutan acciones pre-establecidas, estando garantizadas la validez y aplicación de las reglas por la propia red. Muchos de los procesos de backoffice del sector financiero hoy son ineficientes, propietarios de cada organización, lentos e inseguros. Las oportunidades para demoras, errores humanos y fraude son altas. Los smart contracts permitirán estandarizar y automatizar múltiples procesos de negocio incluso transversalmente a la industria, aumentando la eficiencia y certeza. Hay un sin fin de aplicaciones para smart contracts y se plantea como una revolución para el sector financiero, dicho por sus propios actores.

Estas características abren un abanico enorme de oportunidades  en el sector financiero, desde la eliminación de intermediarios en operativas de trading y comercio exterior, una baja en la probabilidad de fraude (en un momento donde los accesos y usos no autorizados son un problema mayor en la banca), la automatización de procesos de negocio simples o complejos a través de los smart contracts y hasta la disminución de costos de infraestructura por la utilización de una red de infraestructura global y compartida, confiable y segura. La vinculación y operación interbancaria basada en blockchain podría implicar una simplificación, aumento de la seguridad, rapidez y baja de costos a una operación actualmente ineficiente.

Blockchain no es infalible y ciertos aspectos aún son discutidos e investigados para lograr soluciones a la altura de las restricciones del sector. La escalabilidad y capacidad de asegurar la privacidad están en el top de ellas y están siendo abordados por varios participantes del ecosistema.

En diciembre pasado NASDAQ anunció el uso de blockchain para el pago de acciones por primera vez en la historia. El consorcio de bancos liderado por R3 ya ha realizado pruebas que involucran transacciones entre 11 miembros del consorcio y varios de ellos están desarrollando pruebas por sí mismos, como Bank of America que anunció en marzo un trial basado en blockchain para realizar trading. EBay anunció en enero el uso de blockchain para disminuir el fraude en sus transacciones de pago.

Esta rueda ya está en marcha y no parece que vaya a detenerse. Blockchain no es la tecnología que vendrá, es la que ya está y nos da la oportunidad también a empresas como la nuestra, focalizadas en generar mayor valor para el sector financiero, de dirigir nuestra atención a los desarrollos e innovaciones que se están generando en el mundo entero, e imaginar cómo aplicarla y ampliarla en nuestros productos y clientes.

 

  • long-exposure-lights¿Para qué performance? La primera experiencia que se percibe de un producto es esencial para su relación con el  usuario. En la web ocurre lo mismo y esto habitualmente determina si la persona vuelve al sitio o […]
  • Una revolución social, no tecnológicaUna revolución social, no tecnológica En esta oportunidad entrevistamos al chileno, Ramón Heredia, creador del evento Digital Bank, acerca de la penetración digital en los países de la región, la situación de las instituciones […]

Publicar comentario